Mi nombre es Silvia, vivo en Madrid, tengo 31 años y 3 pasiones: la escritura, los animales y los niños. Lo más importante de mi vida es mi hija, una pequeña lagartijilla que lleva casi 2 años alegrandonos los días, mi marido y mi perrita, que perdió a su mamá durante mi embarazo :(
Soy maestra de Educación Infantil y vivo rodeada de niños que me enseñan algo nuevo cada dia.
Una mañana me di cuenta de que habia llegado el momento... quería con todo el alma ser mamá... y entonces decidí dejar por escrito esta nueva etapa de mi vida ¡y así es como nació el blog!

sábado, 15 de octubre de 2016

El primer día de lluvia

Y de repente un día dejó de hacer calor, por fin (que el verano  es mi estación favorita eh! pero yo creo que hasta mediados de octubre en manga corta ya estaba bien) y decidió empezar el otoño.

 Nos acostamos después de un día de sol y calor para despertarnos con el sonido de la lluvia y un fresquito  de los que te piden un par de mangas largas: sí, apetecía abrigarse. Así que nos pusimos unos pantalones largos, forro polar y un chubasquero y salimos a la calle a experimentar.

Y así fué el primer contacto oficial de la lagartijilla con la lluvia, ya que el año pasado era muy bebé para ser consciente de ello  Ella estaba aluciando un poco, primero porque hasta el día anterior había ido ligera de ropa como un pajarillo y de repente tanta capa que no la dejaba moverse del todo bien, no la hacía mucha gracia y segundo por eso de que estuviera todo empapado. Dijo la palabra agua un montón de veces y ante la curiosidad que le causaban los charcos decidimos acercarnos y chapotear y salpicar. Al principio  no le pareció gran cosa pero poco a poco fue cogiendole el gusto y a los cinco minutos no había quien la parara.  


Después estuvimos jugando un rato a la pelota y paseando por el parque con Nef.

¡Y así pasamos el primer día de lluvia de este otoño! El buen tiempo da para más pero el gustazo de salpicar con sus botas de agua no se lo quita nadie. ¡Fue un día genial!

viernes, 7 de octubre de 2016

Un año después

Hola!
Pues aquí vuelvo, sin vergüenza alguna, un año después porque, aunque a veces me cuesta sacar tiempo hasta para lavarme el pelo, lo cierto es que echaba de menos esto de escribir y me da mucha pena no estar haciendolo en un momento tan bonito de mi vida... así que... ¡vuelvo a intentarlo!

Os hago un pequeño resúmen de cómo van las cosas... ¿recordais la escuela con la que firmé? Pues se terminó mi contrato en verano y al renovarme me hicieron fija, así que allí sigo y a la lagartijilla la he traido también: empezó en septiembre con una de las mejores educadoras de la escuela y, aunque aun le cuesta un poco el hecho de que yo entre y salga, la verdad es que lo lleva cada día mejor.

Ella (la lagartijilla) va camino ya de los 20 meses y es una niña activa, muy bailonga, alegre, cariñosa y un poco tímida. No para quieta y habla un montón en ese idioma genial que ella tiene.Además, ya duerme mucho mejor y eso se agradece, la verdad.

En cuanto a mi perrita, ella es una santa, todo lo aguanta y no se queja por nada. La más buen de la casa sin duda.

Y bueno, hecho este resúmen me voy a dormir que se me cierran los ojos y sigo tecleando pensando que estoy despierta y cuando los vuelvo a abrir me encuentro algo así como zkzkzkzlzlzkzlzzkzlzo

No es broma, me ha pasado ya dos veces.

Buenas noches!

sábado, 24 de octubre de 2015

Y la escuela agraciada es...

¿Quereis saber que pasó finalmente con los trabajos?

Como conté, la escuela de al lado de casa tenia que llamarme a lo largo de la mañana del jueves para decirme si estaban interesados en mi y por otro lado, tenia cita a las 14.30 para firmar con otra escuela un poquito mas alejada.

Pues vamos a ponernos en situación.

Esa noche Laia decidió dormir mal... no se como explicaros, ella ya de por si se despierta un minimo de seis veces por noche (cada una/dos horas) asi que podeis haceros una idea de lo que es significa que durmio mal. No hay palabras para explicarlo. Es otra dimensión.

En fin, que a las 8 me suena el despertador, nos levantamos a las 8.20 y empezamos el dia. Recojo un poco. Hago el desayuno. Desayunamos
 Recojo otro poco. Bajamos a pasear a la perra. Subimos. Barro un poco. Recojo algo mas (voy a trozos, si jeje) y a las 10.30 nos vamos a casa de mis padres a recoger mi titulo de maestra, que esta alli y lo necesito si firmo con los de las 14.30.

Mi movil calladito. Ni una llamada.

Cojo el coche y cuando estoy a punto de llegar a casa de mis padres suena el movil

Paro en cuanto puedo y lo cojo.

Es el padre de la criatura, que si me han llamado....

Sigo mi camino. Calle de mis padres cortada por obras. Ni un sitio para aparcar en los alrededores. Doy ochenta vueltas y al final encuentro sitio. Cojo a Laia. Subimos. Cojo el tutulo y bajamos.

Movil sin sonar.

Volvemos a casa. Son las 12.30 y aun no me han llamado.

Llamo yo.

No ha habido suerte. Para el puesto que necesitan cubrir de inmediato se quedan con otra chica. En diciembre me llamaran para otra escuela que piensan abrir en enero.

Decidido: firmo con los otros.

A las 14.30 estoy puntual con todos mis papeles y la que sera mi jefa me vuelve  a explicar todo de nuevo. Tendre que hablar todo el tiempo en inglés y la que estaba en mi puesto se va porque no se ha visto capaz de hacerlo.

Para mi es un reto bastante grande. Espero poder con ello.

Empiezo el lunes...

jueves, 22 de octubre de 2015

Grandes cambios

Estando embarazada de seis semanas me echaron del trabajo en el que estaba. Vaya forma de empezar una entrada ¿eh? Pues asi es como sucedió... pero no os agobieis, que no fue tan mala la cosa...

Era un contrato por obra y servicio asi que me fui con una mano delante y otra detras y la promeasa de que me llamarian en septiembre (esto fue en Julio) porque en verano no tenian casi niños... en serio ¡no fue tan mala la cosa!

No senti una pena especial ya que el trabajo, aunque de alguna manera era de lo mio porque estaba en contacto constante con niños, no me terminaba de llenar, a lo que se sumaba que me pillaba muy lejos de casa, no estaba del todo agusto alli, eran muy pocas horas y no estaba bien pagado... ¿Veis? ¡No era tan mala la cosa!

 Total que cuando en septiembre no me llamaron me quedé tan pichi en casa disfrutando de mi embarazo. No nos sobraba el dinero, pero nos podiamos permitir una temporada sin que yo trabajase.

Y finalmente cumplieron su promesa y me volvieron a llamar... Cuando estaba de 37 semanas, asi que claro, dije que me iba un poco mal jeje. Una semana despues estaba dando a luz.

Cando nació la niña en lo ultimo que pensaba era en trabajar. Aproveché esos primeros meses para disfrutar de ella y sinceramente, yo lo hubiera alargado un poquito más. Me hubiera quedado hasta que cumpliese el año con ella en casa y tan agusto. Pero a mi amor no le parecía tan idilico estar viviendo con un unico sueldo y en el verano empezó a decir que ya iba siendo hora de que me empezase a mover.

Llegamos al acuerdo de que empezaria a mediados de septiembre.

Y asi lo hice.

Todos los dias sentaba a la lagartijilla a mi lado rodeada de cojines y juguetes mientras yo dedicaba un rato a enviar curriculums a la vez que esquivaba esa pequeña mano empeñada en aporrearme el teclado.

Empezaron a llamarme de Escuelas Infantiles e hice varias entrevistas. Poco a poco mi vida de madre no trabajadora se iba acercando a su fin... y hoy se queda rozandolo.  A lo largo de esta mañana me llamarán de una escuela muy cercana a mi casa para decirme si estan interesados en mi... y si la respuesta es un no tengo cita por la tarde para firmar con otra eacuela que me pilla un poco mas lejos, pero solo un poco, no nos asustemos (15 minutos en coche)

Aunque la que me tiene que llamar hoy tiene mas puntos positivos, ambas me gustan mucho y creo que en cualquiera de las dos voy a estar muy agusto.

Sea como sea, se puede decir que ya tengo trabajo.

¡Ire contando cual de las dos ha sido finalmente!

Ademas de esto este mes he empezado de nuevo a prepararme el C1 de inglés. Por el momento tengo el B2 y llevaba ya un año sin tocarlo, asi que ahi me he puesto. Intentaré sacarmelo para el verano que viene y sino... ¡para cuando me sienta preparada! Voy a clases lunes y miercoles por la noche ¡y por falta de ganas y empeño no es!

Y bueno a parte hay un proyecto de algo que siempre he querido hacer pero es muy pronto para mencionarlo porque ahora mismo esta muy en el aire. Ya dare mas detalles si sale adelante.

Total, que aqui acaba mi vida de mamá casera... estoy ilusionada y muerta de miedo a partes iguales... O bueno quiza un poco mas muerta de miedo que ilusionada, para que engañaros: van a ser muchas horas sepatada de la lagartijilla y creo que nos vamos a echar mucho de menos mutuamente. Ademas ella tendra que empezar en una escuela que no creo que pueda ser la misma en la que yo trabajo (ya explicaré esto un poco mejor) asi que nos queda por delante un periodo de adaptacion que no sabemos como de duro sera... ni pensarlo quiero.

Os contaré.

miércoles, 21 de octubre de 2015

¿Papa o Mama?

Desde que nuestra pequeña lagartijilla era muy muy pequeña, su papá y yo hemos tenido una miniguerra acerca de cual seria su primera palabra.

Para mi lo justo era que dijese mamá, que para algo representa a esa persona que la ha llevado en su vientre, ha sufrido un parto dolorosisimo y eterno que ademas recuerda como uno de los mejores dias de su vida simplemente porque el final fue ver su carita por primera vez, la que la ha amamantado durante estos ocho meses y la que lleva unas 240
noches sin dormir, asi a ojo de buen cubero.

Para su padre debia decir primero papá sin argumentacion alguna... mas bien un poco por fastidiar, creo yo...

Asi que yo por mi parte me he pasado meses repitiendola una y otra vez MMMA-MMMA, a lo que ella respondia con miradas de total indiferencia en un principio y con risas despues. Pero de decir mamà nada.

Y su padre pues tambien tenía sus sesiones de PA-PA con igual resultado.

Y asi pasabamos las semanas.7

 Nuestros amigos con hijos nos comentaban que lo primero que suelen decir es papa porque les resulta mas facil... aunque habia alguno que admitia que su retoño habia sido una excepción y habia dicho primero mamá. Asi que yo no perdía la esperanza y su padre creia tener la batalla ya ganada.

La primera letra que dijo fue la A, ya hace meses. Del ajo no quiso saber nada, ella se centró en su A y la explotó al maximo. Semanas y semanas. A A A. Más grave, más aguda, todavia más aguda y un poquito más aguda... era musica celestial para nuestros timpanos, que tiritaban cada vez que se ponia a practicar.
La A dominadisima, vaya.

El resto de vocales ya es otro cantar. Alguna que otra vez le sale una E, o una O, o una I. Pero es mas como de casualidad. No las tiene controladas.

Y entonces, como una semana antes de que cumpliese los ocho meses acertó por fin a decir su primera sílaba. Estabamos los tres juntos cuando se obró el milagro... y ¿cual creeis que fue? ¿Pa? ¿Ma? Pues ni la una ni la otra. Mi pequeña lagartijilla optó por TA como primera silaba y tengo mis sospechas de que su amor por la teta tiene algo que ver...

Ahora se pasa el dia con sus Ta Ta Ata que la verdad es que te la comes..

A los dos nos ha hecho mucha ilusion que ya diga su primera silaba y babeamos cada vez que la vemos con sus conversaciones monosilabicas a las que añade mucha riqueza de gesticulacion y en variedad de tonos... De aqui a Broadway

¿Y nuestra guerra?

Nuestra guerra no ha terminado!


martes, 29 de septiembre de 2015

Cinco meses despues

Pues aqui estoy de nuevo! Que deberia darme Vergüenza volver así, como si nada, cinco meses despues pero aqui estoy! Tengo la cara muy dura! Jiji

Desde que nació la lagartijilla, aprender a organizarme lo suficientemente bien para parecer una persona normal, que se asea y no tiene el sindrome de diogenes no ha sido del todo facil...

Vamos, que pasé unos meses algo durillos.

 Vale, que igual estoy exagerando un pelin, tampoco me imagineis oliendo a rancio y con la casa llena de trastos...

bueno, espera...

si, con la casa llena de trastos si, porque hay que ver la de cosas que se "necesitan" en la crianza de un bebé... y que luego la mitad de ellas no valgan para nada en realidad. Juro que hubo una temporada en la que estuve a punto de escribir a todos mis contactos suplicando que no me trajeran mas cunas. Con cinco cunas nos juntamos: la de la habitacion, la minicuna, el moises y dos de viaje. Apartabamos cunas para poder movernos por la casa!

¿Lo mas curioso? Que nosotros no compramos ni una. Parecía que todo el mundo se sentía en el deber de traernos una cuna cuando venian a ver a la niña

¿Lo mas gracioso? Que la niña rozaba cuna y chillaba cual cochinillo en el matadero... Cinco cunas y la lagartijilla durmiendo conmigo en la cama...

En fin, a lo que iba, que mi lactancia (de la que ya conté los principios, que no fueron del todo faciles) evolucionó favorablemente y la peque cogió tal soltura y mejoró tanto en el arte de mamar que se tiró los primeros meses pegada a la teta.

 Le cogio el truquillo, vaya...

como cualquier bebé de pecho, en realidad, lo se...

Pero entre toma y toma y crisis y crisis se  me pasaron varias semanas en las que mi prioridad era atenderla a ella y cuando tenia un rato, asearme, limpiar la casa en la medida de lo posible y dormir... porque aqui mi lagartijilla ha sido desde bien pequeña de ojo abierto, no fuese a ser que se fuera a perder algo. Sus siestas mas largas eran de 20 minutos y hacia como mucho dos al dia, de las cuales se despertaba cabreada, como diciendo "desgraciados! Ya me habeis engañado para que me duerma!"

Por la noche mas de lo mismo, despertares cada 20 minutos y mamá (es decir, yo) destrozada. Asi que donde dije digo digo diego y bebé a colechar una buena temporada... pero bueno, ya hablare mas despacio de esto, que da para mucho. Imagino que ya os haceis a la idea de porqué el blog pasó a un segundo plano.

Luego vino el verano, nos fuimos de vacaciones, me casé (si! me casé!) volvimos a irnos...

Pero al fin llegó el otoño, todo mas calmado, la vida parece que empieza a fluir un poco y la peque a dormir algo mas (aunque sigue despertandose mil veces) Al fin puedo organizarme algo mejor, mi casa solo tiene una cuna (que por cierto ya se usa), esta mas o menos ordenada y saco hasta tiempo para ducharme.

Asi que si, creo que ha llegado el momento de retomar el blog

 y si, todo este rollo es una disculpa.

Espero que aun me admitais como mamá bloguera :)

Se os ha echado de menos...

sábado, 18 de abril de 2015

Demasiado débil para ser mamá? Revisión de los 2 meses

Ayer tuvimos la revisión de los dos meses de Laia con la enfermera pediatrica del centro de salud.

¡Vaya forma de celebrar el cumplemes! pobreta mia...

Las otras veces que hemos ido a la pediatra o la enfermera Laia ha llorado casi desde el minuto uno, pero esta vez se portó genial. Mi amor le quitó la ropa sobre la camilla y ella miraba con los ojos muy atentos y en silencio como la enfermera iba tomandole las medidas y palpándole aqui y allá... ¡si hasta me pareció ver que le dedicaba alguna sonrisa!.. tan feliz estaba ella...

Pero entonces llegó el momento de las vacunas... el rotateq se lo bebió fenomenal, sin ningún problema y cuando terminó seguía tan contenta y confiada y mas aun cuando se vió rodeada de mamá y papá.

Papá le sujetaba las piernecitas y mamá le acariciaba las manitas... que agustito, tanta atención junta de las personas más importantes para ella. Estaba tranquila, estaba contenta, estaba relajada ... y entonces...

un primer pinchazo y su carita se puso completamente colorada mientras su garganta expulsaba un profundo grito de dolor que rapidamente se convirtió en llanto...

... entonces otro pinchazo, aun mas fuerte y su carita ya no podía estar más roja y su llanto ya no podía ser mas fuerte...

... y por si había sido poco, aun le dieron otro pinchazo más.

Tres.

Ella no dejaba de llorar y yo le acariciaba suavemente las manitas mientras le decía que no pasaba nada... pero de poco sirvió... ella solo podía chillar para expresar el dolor, mientras yo me sentía la persona más traidora del mundo y me imaginaba que por su cabecita pasaban preguntas como "pero ¿porqué me haceis esto? si yo os quiero..."

Mi primer impulso cuando la enfermera terminó fue cogerla en brazos para calmarla, pero mi amor se me adelantó y cuando se dio cuenta de que yo tambien habia ido a cogerla me la ofrecio, pero le deje que la calmase el, mientras yo intentaba sacudirme ese sentimiento mitad pena, mitad culpa, que no dejaba de ser un poco absurdo.

Me costó la vida no ponerme a llorar en la consulta... tan debil soy... y lo unico que esto me hace pensar es que ella ahora no se da cuenta, pero cuando sea un poco mayor y tenga que calmarla en otras situaciones en las que esté depasandolo mal... ¿cómo voy a hacerlo si me afecta así? ¿cómo voy a convencerla de que tiene que ser fuerte si no lo soy yo? ¿como la convenceré su primer dia de cole de que se queda en un lugar genial y de que no tiene que llorar, si. ni yo misma puedo aguantar las lagrimas?

Ay! ¿soy demasiado debil para ser madre?

Que duro es esto a veces...