Mi nombre es Silvia, vivo en Madrid, tengo 31 años y 3 pasiones: la escritura, los animales y los niños. Lo más importante de mi vida es mi hija, una pequeña lagartijilla que lleva casi 2 años alegrandonos los días, mi marido y mi perrita, que perdió a su mamá durante mi embarazo :(
Soy maestra de Educación Infantil y vivo rodeada de niños que me enseñan algo nuevo cada dia.
Una mañana me di cuenta de que habia llegado el momento... quería con todo el alma ser mamá... y entonces decidí dejar por escrito esta nueva etapa de mi vida ¡y así es como nació el blog!

martes, 29 de septiembre de 2015

Cinco meses despues

Pues aqui estoy de nuevo! Que deberia darme Vergüenza volver así, como si nada, cinco meses despues pero aqui estoy! Tengo la cara muy dura! Jiji

Desde que nació la lagartijilla, aprender a organizarme lo suficientemente bien para parecer una persona normal, que se asea y no tiene el sindrome de diogenes no ha sido del todo facil...

Vamos, que pasé unos meses algo durillos.

 Vale, que igual estoy exagerando un pelin, tampoco me imagineis oliendo a rancio y con la casa llena de trastos...

bueno, espera...

si, con la casa llena de trastos si, porque hay que ver la de cosas que se "necesitan" en la crianza de un bebé... y que luego la mitad de ellas no valgan para nada en realidad. Juro que hubo una temporada en la que estuve a punto de escribir a todos mis contactos suplicando que no me trajeran mas cunas. Con cinco cunas nos juntamos: la de la habitacion, la minicuna, el moises y dos de viaje. Apartabamos cunas para poder movernos por la casa!

¿Lo mas curioso? Que nosotros no compramos ni una. Parecía que todo el mundo se sentía en el deber de traernos una cuna cuando venian a ver a la niña

¿Lo mas gracioso? Que la niña rozaba cuna y chillaba cual cochinillo en el matadero... Cinco cunas y la lagartijilla durmiendo conmigo en la cama...

En fin, a lo que iba, que mi lactancia (de la que ya conté los principios, que no fueron del todo faciles) evolucionó favorablemente y la peque cogió tal soltura y mejoró tanto en el arte de mamar que se tiró los primeros meses pegada a la teta.

 Le cogio el truquillo, vaya...

como cualquier bebé de pecho, en realidad, lo se...

Pero entre toma y toma y crisis y crisis se  me pasaron varias semanas en las que mi prioridad era atenderla a ella y cuando tenia un rato, asearme, limpiar la casa en la medida de lo posible y dormir... porque aqui mi lagartijilla ha sido desde bien pequeña de ojo abierto, no fuese a ser que se fuera a perder algo. Sus siestas mas largas eran de 20 minutos y hacia como mucho dos al dia, de las cuales se despertaba cabreada, como diciendo "desgraciados! Ya me habeis engañado para que me duerma!"

Por la noche mas de lo mismo, despertares cada 20 minutos y mamá (es decir, yo) destrozada. Asi que donde dije digo digo diego y bebé a colechar una buena temporada... pero bueno, ya hablare mas despacio de esto, que da para mucho. Imagino que ya os haceis a la idea de porqué el blog pasó a un segundo plano.

Luego vino el verano, nos fuimos de vacaciones, me casé (si! me casé!) volvimos a irnos...

Pero al fin llegó el otoño, todo mas calmado, la vida parece que empieza a fluir un poco y la peque a dormir algo mas (aunque sigue despertandose mil veces) Al fin puedo organizarme algo mejor, mi casa solo tiene una cuna (que por cierto ya se usa), esta mas o menos ordenada y saco hasta tiempo para ducharme.

Asi que si, creo que ha llegado el momento de retomar el blog

 y si, todo este rollo es una disculpa.

Espero que aun me admitais como mamá bloguera :)

Se os ha echado de menos...

14 comentarios:

  1. ¡¡Bienvenido!! Y oye, que no huele a rancio :P

    Poco a poco las cosas se van colocando en su sitio. ¡Menos mal!, ¿eh?

    Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jiji ay espero que no, que me cuesta pero saco tiempo de debajo de las piedras para ducharme!

      Pues si, menos mal que las cosas se van colocando un poco porque sobre todo siendo primeriza te pilla como muy desprevenida tanto descontrol
      :P

      Un besin

      Eliminar
  2. ¡Que alegría que vuelvas!
    Te escribí un email porque me tenías preocupada y todo ejejej
    Yo si entiendo, o quiero entender, que ha sido duro y el blog desde luego no es prioridad. Me alegro de que vayáis estableciendo rutinas y todo se normalice.
    ¿Te casaste? Eso tienes que contarlo! ¿Sabes? Yo también me caso y ahí ando mirando así que todo consejo es bienvenido jajaja
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me escribiste? Soy un desastre y practicamente ni he abierto el email del blog... Aiss... Pero que bien que te interesases tanto, que detalle :) Gracias!

      Si me case! Dedicare una entrada a ello jeje porque no da para mas mi boda... no se si soy la mas indicada para dar consejos del tema porque fue muy sencillo todo. Se me ocurre decirte que tengas muucha paciencia con los familiares que intenten organizartelo a su manera, muuucha paciencia xD

      Un besazo!

      Eliminar
  3. Silvia qué alegría!!! El otro día precisamente me estuve acordando de ti. Pensé en cómo te iría con la peque, y en que ya estaría muy grande (ejem veo que has sobrevivido). Encantada de que hayas vuelto, espero que las siestas de tu ratoncilla sean ahora de más de 20 minutos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Holaaa! Que bien que os acordaseis de mi! :)
      Pues he sobrevivido por los pelos, como ves jaja
      Las siestas han mejorado, pero dormir sigue sin ser lo suyo... agotamiento maximo tengo yo... la noche que pueda dormir cuatro horas seguidas monto una fiesta.

      Palabra.

      Jiji

      Eliminar
  4. Hola. felicidades por la boda y por todos los avances de tu peque... seguimos en contacto

    ResponderEliminar
  5. En el fondo es normal. Yo todavía estoy que no estoy... Jajaja
    Me ha hecho gracia lo de las cunas :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja ay! Si es que ya estar estar en toda nuestra esencia no se cuando volveremos a experimentarlo... igual cuando lo tengamos todo mas o menos bajo control vamos a por el segundo.

      Que estamos mu locaaas

      Jaja

      Eliminar
  6. Jajajajaja, tu no has dado una excusa, sino que nos has recitado la vida en verso. Por aqui se te ha echado de menos. Fíjate que de vez en cuando me pasaba a ver si habías vuelto...
    Bienvenida guapa y ahora a contarnos qué es eso de que te has casado ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto jajajaja si es que tenia mono de blog ya y encima lo de sintetizar no es lo mio para que engañarnos.

      Gracias por pasarte de vez en cuando! Que ilu me hacen esas cosas :)

      Ya os contare mi boda ya... Jaja

      Eliminar
  7. ¡Qué guay por todo! Yo también me casé este verano :)

    Besos

    ResponderEliminar
  8. Silvia!!!! Ya pensaba que se te habían comido, jajajaja.
    Pues nada chica, lo normal cuando una es madre: trastos más o menos inútiles, bebés que no hacen lo que una espera -o desea- y luego organizarse con la casa.
    Debo decir que he tenido un bendito en ese aspecto, porque Pichón ha sido y es un niño que dormía toda la noche del tirón y varias siestas diarias en su cuna de colecho. Es ahora la etapa en la que se viene a nuestro lado, pero está mucho más pavero con la lengua de trapo y sus travesuras. Eso sí, si ahora te cuesta organizarte, échale un año a la nena y ya me cuentas jajajajaj Te aseguro que yo tengo menos tiempo ahora que antes, y eso que tiene casi 21 meses!

    ResponderEliminar

Con cada uno de vuestros comentarios se me alegra un poquito mas el dia... ¿me dejas uno? :)