Mi nombre es Silvia, vivo en Madrid, tengo 31 años y 3 pasiones: la escritura, los animales y los niños. Lo más importante de mi vida es mi hija, una pequeña lagartijilla que lleva casi 2 años alegrandonos los días, mi marido y mi perrita, que perdió a su mamá durante mi embarazo :(
Soy maestra de Educación Infantil y vivo rodeada de niños que me enseñan algo nuevo cada dia.
Una mañana me di cuenta de que habia llegado el momento... quería con todo el alma ser mamá... y entonces decidí dejar por escrito esta nueva etapa de mi vida ¡y así es como nació el blog!

martes, 29 de julio de 2014

De perros y niños

Cuando una pareja tiene su primer hijo, se dice que la familia ha pasado de ser de dos miembros a ser de tres... sin embargo en nuestro caso no es del todo así ya que cuando nuestro bebé llegue al mundo
 pasaremos en realidad, de ser cuatro a ser cinco.

Y es que en esta casa y hasta el momento las reinas del mambo son nuestras dos perras que están completamente incluidas en nuestras vidas, viajes, vacaciones y otros momentos importantes como dos miembros mas a los que hay que tener en cuenta... de hecho la gran mayoria de viajes que hacemos son pensando en lo bien que lo van a pasar ellas. 

Tampoco somos de esa clase de personas que tratan a sus mascotas como humanos, no nos pasemos, nuestras perras son perras y tienen muy claro su lugar tanto ellas como nosotros, pero si que es cierto que son la alegría de la casa. Sin embargo cuando tienes perros en casa y vas a tener un bebé si que es cierto que se hace inevitable que alguna vez se te pase por la cabeza un... ¿y si no lo aceptan? Para ser sincera tengo que decir que en realidad a mi no se me había pasado nunca pero que mi maravillosos suegros finalmente han conseguido que sea una de mis preocupaciones... no una gran preocupación, porque en el fondo creo que no tendremos ningun problema pero si que es cierto que al principio esto lo tenía clarisimo y sin embargo llevo unos días en los que no lo tengo tan tan claro.

No es que mis suegros sean unos malmetes, los pobres se están portando genial, siempre llaman para preguntar que tal va mi embarazo y me cuidan mucho, pero con el tema de las perras... pelín pesados si son. Ellos nunca han estado de acuerdo con que tengamos perros, y la verdad es que después de dos años, cuando conseguimos que medio aceptaran a la primera les dimos la noticia de que tendríamos otra más... y a la segunda nunca la han terminado de aceptar a la pobre...
Creen que las mimamos demasiado (especialmente yo) Para mi suegra, que pasó gran parte de su infancia en el pueblo, el lugar de los perros es la calle (bueno, la finca) y para mi suegro, que odia los pelos en casa, no hay lugar para los perros directamente jeje. A día de hoy las toleran pero suelen hacer comentarios del tipo que si las perras deberían dormir en la terraza y cuando estamos en el pueblo en la finca o que cuando tengamos al niño ya podemos tener cuidado porque van a tener muchos celos. 





Esto último llevan diciendonoslo desde mucho antes de que yo estuviese embarazada, y nunca les hemos hecho mucho caso pero la verdad es que como os digo, en los últimos días si que me ha empezado a rondar un poco por la cabeza.

¿Qué me preocupa exactamente?



DUNA



De Duna  me preocupan un par de cosas:
  • Que es muy dependiente de nosotros porque fue una perra abandonada y desde que la adoptamos somos su todo. Para que os hagais una idea, si vamos con un grupo de gente (gente que ella conoce) y la dejo un momentito con alguien para entrar a comprar algo a una tienda se pasa todo el tiempo
    que yo esté dentro de la tienda mirando a la puerta y llorando.
  • Que es muy protectora, especialmente conmigo. Si se me acerca otro perro en el  parque, le gruñe. Cuando ya llevamos un rato con el perro y ve que es "amigo" deja de hacerlo, pero su primer reflejo es ese.
  • Que no le gustan los seres vivos que se mueven demasiado, y esto incluye tanto a cachorros como a niños. A los cachorros directamente no los puede ni ver y a los niños los tolera porque no le queda otra, pero no le hacen ninguna gracia. 
Así que me preocupan tres cosas: 
  1. Que, como dicen mis suegros, tenga celos cuando llegue el bebé porque se sienta desplazada
  2. Que, por el contrario acepte al bebé sin problemas pero se vuelva excesivamente protectora con él.
  3. Que le tolere pero cuando empiece a corretear por la casa no lo aguante y tengamos algún problema.
¿Que es lo que me deja más tranquila?

Os he ennumerado lo peor de la pobre, pero tiene otras cienmil cosas buenas que son las que me tranquilizan, entre ellas:
  • Tiene la paciencia de un santo. Cuando vino Neftis terminó aceptandola en la familia, y eso que Neftis era un cachorro al que se le podría haber diagnosticado perfectamente hiperactividad. No hay perra en el mundo más pesada que Nef, de verdad os lo digo, si quiere jugar con Duna la pica y la pica, la mordisquea, la salta por encima y la pobre Duna (a la que como digo no la gustan nada los cachorros) tuvo que lidiar con ella y jamás la hizo daño. De hecho la otra cuando era pequeña si mordía a veces con fuerza y sin embargo Duna la trataba con una suavidad increíble. Duna la gruñe y la gruñe cuando la otra se está pasando de la raya pero nunca la hace nada... al fin y al cabo, parece que si los considera parte de su manada no tiene problema para aceptar a seres vivos activos.
  • No le hacen gracia los niños pero cuando la molestan. Esto quiere decir que a los niños que juegan en el parque mientras a ella no la digan nada no los hace ni caso. Además cuando mi primo Lucas viene a casa (tiene ahora 10 años, pero cuando adoptamos a Duna  tenía 5) no hay ningún problema. Lo que a ella le molesta es mas bien los niños que se acercan en grupos numerosos chillando "¡que perras mas bonitas!¿las podemos tocar???¿y como se llamaaan?" Eso la descoloca. No puede con ello. Demasiado jaleo.
Así que intentaremos hacer las cosas lo mejor posible para que no se sienta desplazada, tome al bebé como un miembro mas de la familia y tambien enseñaremos al niño a respetar a las perras claro está.

NEFTIS



De Nef me preocupa basicamente lo bestia que es jugando. Se que no tendrá celos porque ella nos quiere mucho pero no es posesiva, se que le gustan los niños, pero también se que su forma de jugar se basa practicamente en las carreras y empujones. Ya no muerde fuerte cuando juega porque le enseñamos a controlar la mordida, pero es una locatis y cuando se emociona arrasa con todo. 


¿Qué me tranquiliza?

que cuando nuestro pequeño tenga edad para jugar con ella, ella ya tendrá mínimo cinco años y espero que para entonces se haya tranquilizado un poquito.

Así que bueno, aunque me preocupa un poco en el fondo creo que haciendo las cosas bien no tendremos ningún problema.

¿Alguno ha tenido ya que pasar por la experiencia de presentar el nuevo bebé a su mascota?¿cómo lo hicisteis? ¿como salió la cosa? 

¡Se admiten consejos!


10 comentarios:

  1. Creo que no debes de preocuparte, no dejes que te metan cosas en la cabeza. Eso no quiere decir que no te prepares, por ejemplo lee sobre los pañales con meconio mientras estás en el hospital, para que sepan que ya ha nacido el bebé, lee sobre como presentarlo y todas esas cosas, pero de preocuparse nada.

    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! Muchas gracias por el consejo. Si, ya he empezado a informarme de esas cosillas e intentaremos introducir al peque de la mejor manera posible

      Un beso!

      Eliminar
  2. Bueno, yo también tuve dos perras, y creo que lo de los celos puede ser un problema. Mi perra tenía celos de mi marido, sobre todo si me daba un beso. Pero, creo que preparándolos antes no tiene porque haber ningún problema.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jo, eso tiene que ser complicadillo... os imagino besandoos a escondidas jaja. Yo espero que no tengamos problemas... ya os contare!

      Eliminar
  3. En 15 días llegará el 4º miembro perruno a mi casa, así que, evidentemente, no soy objetiva. Aún no tengo niños y recibo comentarios de todo tipo sobre los celos que tendrán cuando lleguen, no me preocupa en absoluto. Creo que los miedos son normales, pero que ellos mismos rápido se darán cuenta de que el bebé es uno más de su manada. De todas formas si ves que la cosa se hace difícil los primeros días, un educador o adiestrador canino podría echarte una mano. Generalmente los veterinarios suelen tener algunos de confianza, pregunta al tuyo si dudas ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En el fondo yo también lo creo así... aunque puede que tampoco sea objetiva porque si pudiese también tendría toda una manada perruna en casa jejeje. Espero que no haga falta recurrir a nadie y las cosas fluyan de manera natural, pero ya os iré contando, mil gracias por el consejo!!

      Un besito!

      Eliminar
  4. Yo no soy de pueblo , y pienso igual que tus suegros . Toda mi vida he tenido perros ,más de 10 perros de todas las razas posibles y siempre han estado y dormido en su casita en la terraza o patio de la casa , ¡Son animales! Y aunque se les quiera muchísimo ,necesitan su espacio y lugar como nosotros . Como animales que son , sus reacciones son impredecibles , lo mismo aceptan que odian al bebé , así de que encima estarás extenuada y cansada , posiblemente durmiendo mal, tendrás que estar vigilando las reacciones de los perros para con el bebé . Hay que ser muy cuidadosos y precavidos con ello , y también ,por salud , los pelos o plumas de los animales son causante de muchas alergias.
    Yo que tuve perros toda mi vida , me casé , tuve los niños y sigo sin perros , ahora que ellos tienen 13y 10 quieren uno .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, como digo en la entada mi suegro no es de pueblo y tampoco quiere a los perros en casa, es en el caso de mi suegra en el que haberlo visto desde pequeña le ha influido para que ahora le choque verlo de otra manera. Si ha parecido. que queria decir que solo la gente de pueblo piensa de esa forma señalo que no era mi intencion para nada, es el caso especifico de ella al que me referia, y tampoco queria hacer una critica a las personas que piensan que los perros tienen que estar en la terraza, cada uno con sus perros hace lo que quiere. Eso si, mis perras tienen su propio espacio, no duermen en nuestra habitación, sino en el pasillo y la puerta de la terraza de mi casa suele estar abierta para cuando ellas quieran salir. De todas formas, al principio, cuando solo teniamos una de las dos perras, ella tenia una caseta fuera y se quedaba alli por las noches y cuando nosotros nos ibamos y alguien nos denuncio, vino la policia a casa (como te lo cuento) y nos dijo que los perros no pueden estar en la terraza (al menos en Mostoles, donde yo vivo) y efectivamente esta en la normativa, asi que aunque quisiiesemos nos arriesgamos a una multa que no me apetece nada pagar. En cuanto a lo de las alergias en los niños, discrepo completamente, hay estudios que dicen que los niños que conviven con perros desde bebes son menos propensos a tener enfermedades respiratorias, infecciones y a desarrollar alergias. A veces creemos que aislar a los niños de las bacterias que les rodean es lo mejor pero nada en exceso es bueno y de hecho actualmente hay muchos mas niños con alergias que antiguamente. En lo que si estoy completamente de.acuerdo es en lo de estar muy pendientes de las reacciones de las perras. Seremos muy cuidadosos en este sentido aunque estemos agotados. Afortunadamente en casa somos dos, asi que habra cuatro ojos pendientes de qur todo fluya con normalidad ;) ya os contare que tal sale la cosa, en unos meses!
      Un besito y gracias por tu opinion!

      Eliminar
    2. Acabo de darme cuenta de que en la entrada no dije que mi suegro no es de pueblo y pensaba que si. Pues bueno, mi suegro es mas de ciudad que el metro. Nació y se crió en Madrid, igual el no haberlo mencionado tambien ha podido crear confusión.

      Un besin!

      Eliminar
  5. Hola guapa, acabo de descubrir tu blog! Pues yo tengo dos gatos y una perra dentro de casa y vivo en un pueblo. Eso sí, debo ser la única en todo el pueblo jejeje. Ayer salí de cuentas y estamos esperando nuestra primera hija :-). No estoy preocupada en absoluto, aunque se que va a costar. Los gatos nada, no me preocupa nada. Tenemos uno de 13 años que ni se acercará a la bebé y otra de 1 año que no puede ser más sociable y cariñosa con cualquiera. Además, como fue la última en llegar, no tiene celos. En cuanto a la perra, es más o menos del tamaño de las tuyas o quizás un poco más grande y se que le va a costar uno o dos días entender que va a quedarse el bebé aquí para siempre, pero con la gata pequeña se acostumbró en 3 días (y al principio se la quería comer jejeje) así que no va a ser ningún drama. Tengo amigas con bebés y la saco a pasear con ellas para que se vaya acostumbrando a cómo actúa un bebé, a que no se debe acercar sin permiso, etc. La clave está en no dejarla sola con la niña, tener siempre un ojo puesto en ellas cuando estén juntas, etc. Y sobre todo, cuando la bebé crezca, que no toque la comida de la perra por el instinto sobre la comida (la mayoría de incidentes de niños con perros son por esto).
    Respecto a lo que comentan de alergias por ahí arriba, hay estudios que demuestran que los niños que se crían con animales están mejor inmunizados y tienen menos enfermedades.
    Tener perros desde siempre no quiere decir que te gusten. Mucha gente dice que sí que le gustan pero no es cierto... les gustan como me gustan a mi los caballos: son monos, no les voy a hacer nada, etc., pero no estaría dispuesta a tener un caballo. Esa es la diferencia.
    Besos!!

    ResponderEliminar

Con cada uno de vuestros comentarios se me alegra un poquito mas el dia... ¿me dejas uno? :)