Mi nombre es Silvia, vivo en Madrid, tengo 31 años y 3 pasiones: la escritura, los animales y los niños. Lo más importante de mi vida es mi hija, una pequeña lagartijilla que lleva casi 2 años alegrandonos los días, mi marido y mi perrita, que perdió a su mamá durante mi embarazo :(
Soy maestra de Educación Infantil y vivo rodeada de niños que me enseñan algo nuevo cada dia.
Una mañana me di cuenta de que habia llegado el momento... quería con todo el alma ser mamá... y entonces decidí dejar por escrito esta nueva etapa de mi vida ¡y así es como nació el blog!

sábado, 15 de octubre de 2016

El primer día de lluvia

Y de repente un día dejó de hacer calor, por fin (que el verano  es mi estación favorita eh! pero yo creo que hasta mediados de octubre en manga corta ya estaba bien) y decidió empezar el otoño.

 Nos acostamos después de un día de sol y calor para despertarnos con el sonido de la lluvia y un fresquito  de los que te piden un par de mangas largas: sí, apetecía abrigarse. Así que nos pusimos unos pantalones largos, forro polar y un chubasquero y salimos a la calle a experimentar.

Y así fué el primer contacto oficial de la lagartijilla con la lluvia, ya que el año pasado era muy bebé para ser consciente de ello  Ella estaba aluciando un poco, primero porque hasta el día anterior había ido ligera de ropa como un pajarillo y de repente tanta capa que no la dejaba moverse del todo bien, no la hacía mucha gracia y segundo por eso de que estuviera todo empapado. Dijo la palabra agua un montón de veces y ante la curiosidad que le causaban los charcos decidimos acercarnos y chapotear y salpicar. Al principio  no le pareció gran cosa pero poco a poco fue cogiendole el gusto y a los cinco minutos no había quien la parara.  


Después estuvimos jugando un rato a la pelota y paseando por el parque con Nef.

¡Y así pasamos el primer día de lluvia de este otoño! El buen tiempo da para más pero el gustazo de salpicar con sus botas de agua no se lo quita nadie. ¡Fue un día genial!

2 comentarios:

  1. La lagartija tiene una pinta la mar de mordisqueable¡¡¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  2. A mí también me gusta el verano pero después de tanto calor siempre apetece un poco de frío, estar abrigados y disfrutar del sofá que se siente muy solo durante todo el verano jejeje Lo que nunca apetece es que se vayan las horas de luz pero qué se le va a hacer.
    Lagartijilla ya tiene edad para disfrutar de todo y sorprenderse. Disfrútala mucho.
    Besos

    ResponderEliminar

Con cada uno de vuestros comentarios se me alegra un poquito mas el dia... ¿me dejas uno? :)