Mi nombre es Silvia, vivo en Madrid, tengo 31 años y 3 pasiones: la escritura, los animales y los niños. Lo más importante de mi vida es mi hija, una pequeña lagartijilla que lleva casi 2 años alegrandonos los días, mi marido y mi perrita, que perdió a su mamá durante mi embarazo :(
Soy maestra de Educación Infantil y vivo rodeada de niños que me enseñan algo nuevo cada dia.
Una mañana me di cuenta de que habia llegado el momento... quería con todo el alma ser mamá... y entonces decidí dejar por escrito esta nueva etapa de mi vida ¡y así es como nació el blog!

sábado, 24 de octubre de 2015

Y la escuela agraciada es...

¿Quereis saber que pasó finalmente con los trabajos?

Como conté, la escuela de al lado de casa tenia que llamarme a lo largo de la mañana del jueves para decirme si estaban interesados en mi y por otro lado, tenia cita a las 14.30 para firmar con otra escuela un poquito mas alejada.

Pues vamos a ponernos en situación.

Esa noche Laia decidió dormir mal... no se como explicaros, ella ya de por si se despierta un minimo de seis veces por noche (cada una/dos horas) asi que podeis haceros una idea de lo que es significa que durmio mal. No hay palabras para explicarlo. Es otra dimensión.

En fin, que a las 8 me suena el despertador, nos levantamos a las 8.20 y empezamos el dia. Recojo un poco. Hago el desayuno. Desayunamos
 Recojo otro poco. Bajamos a pasear a la perra. Subimos. Barro un poco. Recojo algo mas (voy a trozos, si jeje) y a las 10.30 nos vamos a casa de mis padres a recoger mi titulo de maestra, que esta alli y lo necesito si firmo con los de las 14.30.

Mi movil calladito. Ni una llamada.

Cojo el coche y cuando estoy a punto de llegar a casa de mis padres suena el movil

Paro en cuanto puedo y lo cojo.

Es el padre de la criatura, que si me han llamado....

Sigo mi camino. Calle de mis padres cortada por obras. Ni un sitio para aparcar en los alrededores. Doy ochenta vueltas y al final encuentro sitio. Cojo a Laia. Subimos. Cojo el tutulo y bajamos.

Movil sin sonar.

Volvemos a casa. Son las 12.30 y aun no me han llamado.

Llamo yo.

No ha habido suerte. Para el puesto que necesitan cubrir de inmediato se quedan con otra chica. En diciembre me llamaran para otra escuela que piensan abrir en enero.

Decidido: firmo con los otros.

A las 14.30 estoy puntual con todos mis papeles y la que sera mi jefa me vuelve  a explicar todo de nuevo. Tendre que hablar todo el tiempo en inglés y la que estaba en mi puesto se va porque no se ha visto capaz de hacerlo.

Para mi es un reto bastante grande. Espero poder con ello.

Empiezo el lunes...

6 comentarios:

  1. Seguro que puedes y todo va genial. Mucha suerte.

    ResponderEliminar
  2. ¡Muchas suerte!
    Nos cuentas...
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Claro que vas a poder!!!! Mucho ánimo con la conciliación. Eso si que debe ser difícil.

    ResponderEliminar
  4. Claro que vas a poder!!!! Mucho ánimo con la conciliación. Eso si que debe ser difícil.

    ResponderEliminar
  5. Vas a poder y lo vas a hacer genial Silvia ya verás. Enhorabuena!!! Un besazo

    ResponderEliminar
  6. Estoy poniéndome al día. ¡Claro que puedes!

    ResponderEliminar

Con cada uno de vuestros comentarios se me alegra un poquito mas el dia... ¿me dejas uno? :)