Mi nombre es Silvia, vivo en Madrid, tengo 31 años y 3 pasiones: la escritura, los animales y los niños. Lo más importante de mi vida es mi hija, una pequeña lagartijilla que lleva casi 2 años alegrandonos los días, mi marido y mi perrita, que perdió a su mamá durante mi embarazo :(
Soy maestra de Educación Infantil y vivo rodeada de niños que me enseñan algo nuevo cada dia.
Una mañana me di cuenta de que habia llegado el momento... quería con todo el alma ser mamá... y entonces decidí dejar por escrito esta nueva etapa de mi vida ¡y así es como nació el blog!

domingo, 15 de febrero de 2015

Más pródromos, un resfriado... cero bebés

Mañana cumplo mi semana 38 de embarazo y sigo con Laia bien afincada en mi barriga, pateandome desde dentro cada vez con más fuerza y, por lo que se ve, con ninguna prisa por salir...

En esta última semana he tenido de todo un poco: días en los que no he sentido ni un solo síntoma de que el parto fuese a estar cerca y días en los que los pródromos han seguido acompañandome. Sobre todo en forma de dolor de regla. Pero el jueves por la noche la verdad es que llegué a pensar que ya había llegado el momento. Me acosté sobre las doce de la noche con un dolor muy fuerte en la parte baja de la espalda, me había puesto calor, había hecho algunos estiramientos pero no había manera de aliviarlo y como media hora después de acostarme empecé a tener contracciones. Se me ponía la tripa dura de arriba a abajo y sentía presión hasta en las sienes. Empecé a contar cada cuanto tiempo las tenía y eran cada veinte minutos. Sobre las dos de la mañana decidí levantarme porque me era imposible seguir durmiendo y además tenía un hambre horrible. Me senté en el sofá a comer algo y aun tuve alguna contracción más, pero después se pararon y el dolor de espalda fue aliviandose poco a poco.

A partir de ahí se creó un gran dilema en la cabeza de mi amor, ya que el tenía un compromiso este fin de semana por el que tenía que irse fuera de viernes a domingo, y al pedir opinión a la gente de nuestro entorno todo el mundo empezó a decirle que estaba loco si se iba, que después de haber soltado el tapón mucoso y haber tenido esas contracciones, seguro que el parto estaba cerca. De repente todas las personas que conocemos que han tenido bebés tuvieron un falso trabajo de parto justo un par de días antes de dar a luz, así que realmente llegamos a creer que este fin de semana tendríamos a Laia con nosotros y el decidió anular lo del fin de semana... pero ya veis, Laia tenía otros planes.

La verdad es que después de lo del jueves a mi me daba un poco de miedo que se fuese, no iba a estar sola, unas amigas iban a venirse a casa a dormir por las noches, pero si que es verdad que temí ponerme de parto y que a el  no le diese tiempo a llegar... quiero mucho a mis amigas, pero no son ellas quienes quiero tener al lado en esos momentos... Sin embargo yo no le pedí que se quedase, lo decidió el mismo por toda la presión social a la que fue sometido el pobre durante la mañana del viernes.... pero lo cierto es que ahora, viendo que no hemos tenido parto por aquí, me siento bastante mal por el y hasta un poco culplable.

Mi cuerpo lo que me tenía preparado para este fin de semana era algo distinto... nada de partos, no,  sino un horrible resfriado que, mezclado con mi torbellino hormonal, que en general suelo controlar bastante bien, me ha convertido en el monstruo de la congestión. Me he pasado los dos días arrastrandome por la casa, con dolor de cabeza, un clinex en la mano, la nariz taponada y los párpados hinchados odiando a todo ser vivo que se me acercase y al destino que ha querido que, sin haber cogido absolutamente nada en todo el embarazo, me pusiese enferma ahora, justo en las últimas semanas, cuando más incómoda estoy y cuando más fuerzas tengo que tener... al final casi agradezco que no haya querido nacer porque no se si hubiese tenido fuerzas para ello en este estado.

Ahora parece que estoy algo mejor, no se como dormiré esta noche, pero la verdad, en lo que al parto se refiere me da a mi que Laia no tiene ninguna prisa, que llegaré a la semana 40 como buena primeriza, andando como un pingüino, con sus minipies pateandome en lugares bastante incómodos y los pródromos acompañandome.


10 comentarios:

  1. Pues nada, parecr ser que los blogo - bebés han conspirado a vuestras espaldas para no nacer aún. Debe ser que se está la mar de a gusto ahí dentro y aquí fuera hace mucho frío... Mujer no te sientas mal por tu chico, qué ibais a saber!! Cuidate el resfriado, un beso muy fuerte

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues algo asi debe ser, si, estan todos partiendose el culo ahi dentro y nosotras aqui, esperando. Pero bueno, habra que tener paciencia.

      Mi chico me da penilla porque en el fondo creo que tendria que haberse ido y ya le hubiese llamado yo para que volviese si hubiese habido algina sospecha de parto, al fin y al cabo iba a estar solo a dos horas de aqui... pero bueno.

      Muchas gracias guapa! espero levantarme mas recuperada mañana!
      Muchos besitos!

      Eliminar
  2. venga que la proxima cibersobrina laia esta al caer!! y ya sabes que no puedes restrasarte mucho que voy yo con mis metodos ehh jaja besazos cariño

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ayyy ya puede salir pronto.... que miedito xD

      Un besazo guapa

      Eliminar
  3. Ohh Laia haciéndose de rogar!! Bueno, seguro que el papá ha preferido perderse el finde a pesar de todo, que estaba mucho en juego!! Que tengas un muy buen parto,

    un besito!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias guapa! al final resultó que si estaba a puntito. No quiso venir el fin de semana pero el mismo lunes nos tuvimos que ir a urgencias :)

      Besitos

      Eliminar
  4. Vaya que mala pata! Bueno, a tope con esos remedios naturales y cuidate mucho.
    Y Laia que llegue cuando le apetezca que fastidiar los planes de los padres siempre mola jejeej
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Tu tranquila guapa, que donde mejor está esa niña es en la barrigola de su madre. Además ten en cuenta que lo de las 40 semanas no siempre se cumple. A veces son unos días mas, así que ten paciencia.
    Un beso y muuucha suerte ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al final resulto que si tenia prisa por conocernos y se nos presento a las 38+1. A ver si escribo ls entradas contando como fue todo!
      un besin

      Eliminar

Con cada uno de vuestros comentarios se me alegra un poquito mas el dia... ¿me dejas uno? :)