Mi nombre es Silvia, vivo en Madrid, tengo 31 años y 3 pasiones: la escritura, los animales y los niños. Lo más importante de mi vida es mi hija, una pequeña lagartijilla que lleva casi 2 años alegrandonos los días, mi marido y mi perrita, que perdió a su mamá durante mi embarazo :(
Soy maestra de Educación Infantil y vivo rodeada de niños que me enseñan algo nuevo cada dia.
Una mañana me di cuenta de que habia llegado el momento... quería con todo el alma ser mamá... y entonces decidí dejar por escrito esta nueva etapa de mi vida ¡y así es como nació el blog!

lunes, 24 de noviembre de 2014

Test O'Sullivan

A principios de la semana pasada me hicieron el test O´Sullivan, o de la curva de glucosa. Esta prueba se realiza con la finalidad de controlar si se ha desarrollado una diabetes gestacional y  se les hace a todas las embarazadas que no presentan factores de riesgo entre la semana 24 y la 28.
A las que si tienen algún factor de riesgo se les hace en la primera visita del embarazo.

Como yo no tenía ninguno, me la hicieron en la semana 25.

He leído varias opiniones sobre este test y por lo visto hay bastante gente que no esta de acuerdo en hacerle tal y como se hace en España, es decir, por norma, sino hacerle solo en los casos de riesgo. Por lo visto la Organización Mundial de la Salud lo recomienda así y de hecho en otros países se hace solo en esos casos. Lo cierto es que hay muchas embarazadas que lo pasan fatal  e incluso a veces el malestar dura todo el día. Además he leido que no sería necesario beberte el líquido que te dan para hacerlo, sino que sería suficiente con un desayuno bien dulce y que el detalle del liquidito es para enriquecer a las farmacéuticas.

Yo no he investigado demasiado sobre el tema, pero la verdad es que  no me termina de parecer mal que la hagan por norma y seguramente si hubiese sido opcional habría querido hacermela de igual manera, porque una diabetes puede ser muy peligrosa en el embarazo si no se lleva la alimentación y los cuidados adecuados.

¿En que consiste la prueba? Pues tienes que ir en ayunas, te sacan sangre y tienes que beberte un liquido espeso con 50 gramos de glucosa (unos 10 terrones de azúcar) y esperar durante una hora sentada y relajada. Si sobrevives, tras esta hora vuelven a sacarte sangre y ahí habrá finalizado el test "en principio"

¿Porqué "en principio"? porque si los resultados salen alterados tendrás que repetir la prueba pero esta vez bebiendo 100 gramos de glucosa y esperando 3 horas en lugar de 1. En esta segunda prueba te sacarán sangre 4 veces: una antes de beber el líquido y luego una por hora. Con esta ultima prueba determinarán si tienes o no diabetes.

Lo complicado de esta prueba es el efecto que ese líquido tiene en el cuerpo de algunas mujeres, que tienden a marearse, tener el estómago revuelto, un malestar muy desagradable y en algunos casos incluso vomitar. Y si vomitas tienes que volver otro día y repetir la prueba.

En mi caso la verdad es que la prueba no fue nada traumatica, entré allí muerta de hambre, me sacaron sangre, me dieron un vasito de plástico con el líquido y me senté a bebérmelo, Dicen que lo hay de naranja y de limón y a algunas personas les parece asqueroso y a otras que no está tan mal. Yo no sabría decir si el que me bebí era de naranja o de limón. Me sabía muy dulce, pero no pude encontrar ningún sabor reconocible en el, la verdad. Y lo cierto es que para mí no estaba mal. No es algo que tomaría por gusto pero tampoco me pareció un martirio bebérmelo, la verdad.

Cuando me lo terminé salí fuera y me senté a esperar. Tuve un par de momentos en los que parecía que se me empezaba un poco a revolver el estómago pero después las aguas volvieron a su cauce, asi que genial! La que más contenta se puso con esta prueba fue mi niña, que daba unos respingos ahí dentro con ese subidón de azucar repentino...

Mientras esperaba junto con otras embarazadas, una de ellas se puso malísima, daba una pena la pobre... se la llevaron para adentro pero creo que no llegó a vomitar y pudieron concluir la prueba, lo cual me imagino que fue un alivio para ella, porque si después de pasarlo así tienes que repetir...

Cuando pasó la hora me llamaron otra vez, entré, me sacaron sangre de nuevo, me dijeron que ya podía desayunar pero que intentase no tomar nada dulce y me dejaron ir. Estuve un ratillo algo rara y ese hambre que tenía antes de beberme el liquido había desaparecido, de hecho me pedí un pincho de tortilla y no fui capaz de terminármelo, pero la verdad es que malestar como tal no tuve en ningún momento.

¿Qué fue lo peor de la prueba para mí? Pues que a las 3 o 4 horas noté el bajón de azúcar y no me podía ni mover. Llegué a casa como pude, saqué a las perras (aquel día aun estaba Duna con nosotros...), comí y morí en el sofá. Cuando llegó mi amor me encontró allí hecha un trapo. Pero bueno, este efecto también pasó y todo volvió a  la normalidad.

Los resultados me los dan el miércoles de esta semana

Como he dicho, si algo saliese alterado tendría que repetir la prueba en su versión larga... así que esperemos que no!

2 comentarios:

  1. La larga tiene que ser un poco pesada, yo no llegué a tener que ir, y como entraba en riesgo me hicieron una corta en cada trimestre... ains.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay que rollo tenertela que hacer tres veces... pero bueno, al menos no tuviste que hacer la larga, yo tambien creo que tiene que hacerse pesada...

      Un besito!

      Eliminar

Con cada uno de vuestros comentarios se me alegra un poquito mas el dia... ¿me dejas uno? :)