Mi nombre es Silvia, vivo en Madrid, tengo 31 años y 3 pasiones: la escritura, los animales y los niños. Lo más importante de mi vida es mi hija, una pequeña lagartijilla que lleva casi 2 años alegrandonos los días, mi marido y mi perrita, que perdió a su mamá durante mi embarazo :(
Soy maestra de Educación Infantil y vivo rodeada de niños que me enseñan algo nuevo cada dia.
Una mañana me di cuenta de que habia llegado el momento... quería con todo el alma ser mamá... y entonces decidí dejar por escrito esta nueva etapa de mi vida ¡y así es como nació el blog!

lunes, 12 de mayo de 2014

¡La niña era un niño!

Muchas parejas tienen claro desde incluso antes de estar embarazados, si prefieren niño o niña, a veces cada uno quiere una cosa, otras coinciden, pero creo que al final, cuando llega el momento de la verdad, lo único a lo que se le da importancia es a que no haya ningún problema, que venga lo que venga, pero que venga bien.


Sin embargo, a veces un cambio de sexo inesperado, puede ocasionar algún disgustillo…

Tengo una amiga que esta embarazada de seis meses. Desde que nos dieron la noticia, hicieron publico que ella quería una niña y el quería un niño, y por lo tanto, si era niña ella escogería el nombre y si era niño lo escogería el.

Unos meses después, supimos que era una niña. Y ya tenia su nombre decidido.

Entonces todo se centró en la pequeña que venia de camino y a partir de ese momento todos nos dirigíamos a ella por su nombre, por supuesto. Pintaron la habitación de morado y le hicieron hipergirly cortinas y sabanas e incluso compraron algunos vestiditos. Tambien compraron el carro, pero afortunadamente, en un color neutro.

Pues bien, la semana pasada, nos anunciaron que iban a hacerse la eco 4D ¡al fin verían la cara de su pequeña! Estaban muy emocionados… pero la pequeñuela les tenia preparado un sorpresón, y es que no solo quiso mostrarles su carita sino que también dejó claro en la eco que de niña nada, sino que lo que vendría al mundo en agosto era un chicote en toda regla.

Imaginaos la cara que se les quedó a los dos.

Supongo que, como decía al principio, lo que importa es que venga bien, que el sexo es lo de menos y mas aun siendo el primero, pero… ¿Qué pasa ahora con las cortinas, las sabanas y la pared? Los vestiditos aun se pueden cambiar pero ¿y todo lo demás? Pues imagino que ¡a pintar y coser otra vez!

Y a escoger otro nombre, claro.


Y vosotros ¿Qué preferís? A mi realmente me da igual, sea niño o niña sere la mama mas feliz del mundo cuando lo tenga entre mis brazos! Lo que si tengo claro es que llegado el momento escogeré colores neutros para la habitación. De este modo nos ahorramos disgustos J

6 comentarios:

  1. A mi me gusta todo en colores neutros pero no por que luego si viene tenga que cambiar, si no porque quiero ser mama mas de una vez y claro, por si puedo reutilizar, que prefiero la verdad es que me da muy igual siempre me ha dado igual, solo quiero mi bebe! así que solo tengo que quedarme embarazada

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues estamos igual :) desde luego que los colores neutros son mucho mas funcionales por lo que dices, si después tienes mas niños sabes que te van a valer las mismas cosas.

      Eliminar
  2. ay madre que pase esto es un poco de shock yo creo, da igual lo que quieras pero te haces a la idea...
    A mi me dijeron en la semana 20 q era chica, y aún así en la 4d estaba deseando que me loconfirmaran. Si q conozco casos de haberles dicho en la eco 12 el sexo y confundirse, a mi cuñada y prima les dijeron que parecía chico y en la 20 les confirmaron que chica! y a unos amigos al revés, después de llamarla Emma un par de meses resulta que tenía colita!!!

    www.padresenpañales.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Toma ya! vamos, que es bastante comun que pase esto no?? A ellos si les dejo un poco en shock, desde luego porque ya lo tenian todo pensado para recibir una niña. Ains menos mal que aun les quedan 3 meses!

      Eliminar
  3. Lo mejor es dejar la incógnita de que sexo es para cuando salga de su "casita". Es un lujazo ignorar el sexo del bebé todo el embarazo. Yo lo he hecho. Y os diré más no fue lo primero que miré. Tardé un buen ratito en mirar que había entre las piernas. Lo realmente importante es que vengan y que vengan bien.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego tiene que ser una pasada no saber el sexo hasta el día del nacimiento. Yo no se si podría con la intriga ni si tendría fuerza de voluntad para decir que no lo quiero saber aunque me lo puedan decir ya con las ecos, pero desde luego saberlo el mismo día que lo puedes tener en brazos tiene que ser genial

      Eliminar

Con cada uno de vuestros comentarios se me alegra un poquito mas el dia... ¿me dejas uno? :)